Claves de la ubicación de un negocio

La ubicación de un negocio es uno de los aspectos claves en cualquier tipo de planificación empresarial. No existe manual de proyectos o guía de emprendedores que no dé merecida atención a este factor. La decisión sobre la misma será un punto esencial que marque el camino hacia el éxito de un proyecto. Una decisión equivocada puede suponer el fracaso del proyecto, o la necesidad sobrevenida de trasladar la empresa de lugar con todos los inconvenientes que ello puede suponer.

Una vez que ya hemos definido nuestra idea de negocio debemos pensar en un local para nuestra empresa y el lugar en que nos ubicaremos. La decisión de localización o ubicación de un negocio debe tomarse siempre con base en el tipo de producto o servicio que uno ofrece y en su mercado objetivo, debiendo alejarnos siempre de decisiones de corte personal.

Siendo especialmente importante en los negocios de tipo comercial, tampoco debemos caer en el error de pensar que los negocios de otra naturaleza como los que tienen base en las nuevas tecnologías pueden despreocuparse de la relevancia de tomar una decisión acertada en cuanto a la localización. Si bien es cierto que su impacto es relativamente menor, existen multitud de factores que convierten la decisión sobre la localización en algo importante que merece una toma de decisiones bien meditada y planeada también para este tipo de negocios y proyectos.

¿Qué debemos tener en cuenta? Claves para elegir la ubicación de un negocio o proyecto.

Las cuestiones a evaluar serán diferentes según el tipo de negocio y su escala. De todos modos, creemos que la siguiente lista puede ser un pequeño punto de partida para cualquier PYME:

• Ubicación del mercado objetivo. Debemos situarnos cerca del mismo.
Atractivo para los clientes.
• Ubicación de la competencia. Aquí debemos pensar también en las complementariedades que surjan entre las diferentes actividades y servicios profesionales. Además de esas sinergias, es también pertinente comprobar la existencia de asistencia técnica, etc.
Proveedores. Debemos tener en cuenta lo relacionado con nuestros proveedores y suministros.
Fuerza laboral. No podemos olvidarnos del acceso a mano de obra cualificada para el proyecto. Los empleados y su capacitación siempre serán uno de los factores decisivos en nuestro futuro éxito, debemos tener presente si en nuestra localización contaremos con las personas adecuadas para las necesidades laborales del proyecto.
Organismos y servicios públicos. En multitud de negocios e iniciativas empresariales es conveniente estar cerca de los organismos públicos para la realización de diferentes trámites. Esta necesidad será mayor cuanto más regulado sea el servicio en el que incardinemos nuestra actividad. Por supuesto, el volumen y calidad de los demás servicios públicos como salud, transporte, seguridad… siempre constituirán un factor positivo.
Costo. Por supuesto el costo es un factor que debemos evaluar. Nunca debemos comprometer la estabilidad de la empresa, pero en este punto siempre debemos tener en cuenta que una mejor ubicación puede traducirse en mayores beneficios frente a una ubicación más barata. A veces también debemos valorar que la localización es una inversión a amortizar, por ejemplo en aquellos negocios de carácter estacional.
Equipamiento e infraestructura. El lugar elegido debe contar con una infraestructura adecuada a las necesidades de la empresa.
Factores legales e institucionales como regulaciones, tasas e impuestos. Debemos asegurarnos de que no hay prohibiciones de ubicar nuestra empresa en el lugar que hemos elegido (Normas y Planes de Ordenación Territorial) y tener en cuenta las prohibiciones específicas. Debemos revisar aquí los Planes Generales de Ordenación Urbana, los Planes Parciales y las Ordenanzas Municipales, en ellos se especifican las actividades que se pueden desarrollar en cada zona y los requisitos de los locales.
Necesidades actuales y futuras. Siempre pensamos en nuestras necesidades actuales, pero ¿y las futuras? Si nuestro negocio contempla posibilidades de crecimiento y expansión, estas mismas deben ser tenidas en cuenta a la hora de elegir un negocio.
Comunicaciones, vías de acceso y capacidad de estacionamiento (también de carga y descarga).

Coworking y despachos en Santiago. Plaza de la Quintana

Despachos y oficinas en el Campus Stellae

Esperando que el listado anterior resulte de utilidad, os animamos a conocer nuestros espacios y sus posibilidades. Oficinas, despachos, coworking y espacios de trabajo equipados en pleno corazón de la ciudad, en el centro mismo de la efervescente actividad de Santiago de Compostela. Cerca de los organismos públicos, de los principales servicios, con un inmejorable potencial mercado a pie de calle y en un entorno cautivador, con todo lo necesario para que tu proyecto sea un éxito.

En un edificio histórico al lado de la ciudad de la Catedral, es un gran atractivo para los clientes pero también para miembros de la empresa.

Visítanos sin compromiso, te sorprenderá.